Primera descripción de Tripanosoma cruzi en Esmeraldas.

El mal de Chagas o Tripanosomiasis americana (tiene su contraparte tripanosomiasis africana – o mas conocida como enfermedad del sueño) es una enfermedad causada por el protozoario Tripanosoma cruzi y transmitida por triatominos. Esta enfermedad en su fase crónica puede producir megacolon, megaesófago y cardiomiopatias. Chagas afecta a 8 millones de personas en America Latina y se encuentra dentro de la lista de enfermedades desatendidas definidas por la WHO (Rassi, Rassi et al. 2010).

Su vector, insectos pertenecientes a la subfamilia Triatominae, pueden transmitir la enfermedad a mas de 150 especies de animales domésticos como perros, gatos, cuyes, mamíferos grandes como marsupiales, armadillos , roedores y al ser humano. Las especies vectores mas importantes de T. cruzi son Triatomina infestans, Rhodnius prolixus y Triaoma diminata

Rhodnius prolixus (
Rhodnius prolixus (“Rhodnius prolixus”. Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons)

En el Ecuador, esta enfermedad ha sido descrita desde la década de los 30. (Guevara, Moreira et al. 2014) mediante una carta al editor publicado en Parasite and Vectors describe por primera vez infecciones por T. cruzi en vectores y en personas en la provincia de Esmeraldas.

El estudio se llevo a cabo debido a reportes de triatominos en tres localidades de Esmeraldas: Mataje Alto, Pambilar y Balsareño. Se colectaron 27 insectos de las tres localidades, los cuales fueron identificados como Triatoma dispar Lent y Pastrongylus rufotuberculatus. Ademas, 26 especímenes fueron analizados mediante PCR para identificar infecciones con T. cruzi, de los cuales 11 fueron positivos. En Pambilar y Balsareno se tomo muestras de sangre de 144 personas y se realizo ELISA para  5 personas (3 hombres y 2 mujeres) mostraron altos niveles de IgG para T. cruzi. Cuatro de ellos provenían de Pambilar y uno de Balsareno.

Un dato importante es que T. dispar L ha sido considerada como especie selvática y ha sido reportada en la selva sur-este del país mas no en la parte sur-oeste. Ademas, la mayoría de especímenes se los encontró en domicilios.  Esto muestra la importancia de un monitoreo constante de vectores para entender la dinámica de la enfermedad ya que los vectores pueden adaptarse y cambiar sus hábitos haciendo que aumente el riesgo de estas comunidades a contraer esta enfermedad.

Referencias

Guevara, A., J. Moreira, H. Criollo, S. Vivero, M. Racines, V. Cevallos, R. Prandi, C. Caicedo, F. Robinzon and M. Anselmi (2014). “First description of Trypanosoma cruzi human infection in Esmeraldas province, Ecuador.” Parasit Vectors 7: 358.

Rassi, A. J., A. Rassi and J. A. Martin-Neto (2010). “Chagas disease.” Lancet 375: 1388-1402.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: