La historia de un becario retornado

Como es bien sabido, el gobierno de Rafael Correa impulso el programa de becas para estudios en el exterior a través del Senescyt. Gracias a esto, muchas personas pudieron realizar maestrías y doctorados en universidades de Estados Unidos, Europa, Asia, Australia, etc. Estas becas financiaban estadía y matricula, así como gastos de investigación y tesis, y pasajes de ida y vuelta. Sin embargo, una de las clausulas de la beca era regresar al Ecuador y trabajar por el doble de tiempo de la duración de la beca. 

Muchos aplicamos, ya que de otra forma nos hubiera sido imposible estudiar una maestría en el exterior. Al menos en mi caso, estudiar en el Reino Unido era impensable.

Pero que paso al regreso?

Yo regrese en noviembre del 2014, ya con la consigna de regresar al doctorado en enero del 2015, pero por problemas personales tuve que postergarlo, mientras tanto paso esto:

Capitulo UTN

Tuve la oportunidad de trabajar en la UTN ya que una amiga trabajaba ahí y necesitaban un profesor de entomología. Así que como no estaba haciendo nada hasta que me salga lo del doctorado, acepte la propuesta y  me fui a Ibarra. Ahí empezó el choque con la realidad de un sistema caduco. Un desconocimiento total acerca de como hacer investigación por parte de las autoridades (rector, decanos), lucha de poderes políticos dentro de la facultad, pobre infraestructura y una pobre planificación a todo nivel. Hubo hasta quejas de mi forma de vestir, a tal punto que el coordinador  me dijo que “había profesores que decían que yo debía vestirme mas como profesor y que por favor”. Cero interés por ayudar a los estudiantes a formarse. Todo estos problemas se podía evidenciar en los alumnos, la llamada vieja escuela no quería irse y ponía toda barrera para que la nueva escuela (becarios), no pueda hacer absolutamente nada.

Además, los contratos de los profesores que no tenían nombramiento era por semestres (una forma de controlar, ya que si te quejas, pues no te renuevan el contrato). Y eso paso al final, una semana después del regreso de vacaciones de navidad, no renovaron el contrato a varios docentes, incluyéndome a mi.

Bueno, regrese a Quito y aplique a un concurso en la Universidad Central para el puesto de profesor auxiliar en la facultad de medicina. Mi primera experiencia en este tipo de procesos. Al final quedamos un profesor ya mayor de Venezuela y yo. Obviamente, en la parte de méritos perdí por el numero de artículos publicados (Venezuela nos llevaba al menos 20 años adelante en investigación). Pero en la parte de oposición, que fue una clase demostrativa, obtuve el mejor puntaje, me fui feliz.  

Después de esto, me fui a Europa de tour con mi banda, regrese sin un centavo, y después de aplicar a algunos puestos, gracias a la red de becarios pude vincularme al Instituto Tecnológico 17 de julio Yachay  IST allá en Urcuqui. 

Capitulo Instituto Tecnológico IST-17 de Julio Yachay

La experiencia en el IST fue muy distinta a la de la UTN, Yachay es uno de los emblemas del gobierno actual y se puede notar. Físicamente es algo impresionante. Y la forma de trabajar también, la relación entre todos era mas horizontal, no había esos aires del rector de superioridad o del vicerrector, ni luchas políticas (al menos mientras estaba ahí) y el dialogo era mucho mas abierto. La gente en esos cargos eran realmente académicos, y bueno el sistema era muy diferente a la UTN, me asustaba un poco que nadie me decía como vestirme, o que no me controlen hasta como me sentaba. Pero cual era el problema, estaba siendo subutilizado. Me colocaron como coordinador de la carrera de Procesamiento de Alimentos y debía redactar el proyecto de la carrera para que se abra. Eso me mato, al estar entrenado para hacer investigación en laboratorio, y en campo, estar sentado en un escritorio haciendo algo en lo que no estaba calificado fue desastroso para mi siques.

Capitulo USFQ

Después de dos meses en Urcuqui, tuve dos propuestas de trabajo: una en una universidad en Ambato por un semestre, y otra como asistente de investigación en un proyecto de un amigo que esta haciendo su doctorado. Por la parte económica, Ambato era muchísimo mejor, pero evaluando mis objetivos de seguir el doctorado, la mejor opción fue ir de asistente de investigación, no se gana mucho pero hago ciencia. Es un proyecto corto, pero ha sido mas gratificante.

IMG_4731
En una de las tantas de salidas de campo en Quininde

Conclusión

El regreso no fue color de rosas para nada, muchos becarios se quejaron que el gobierno debió haber ayudado en la inserción laboral, muchos decían que debías emprender que eso es lo que necesita el país. En mi caso, emprender en la forma de empresa o negocio es muy difícil, ya que mi área es netamente académica, además que no tengo capital para emprender (préstamo en un banco sin trabajo fijo? no gracias).  Habrá muchas historias con mejor, suerte otras con peor, pero así me ha tocado como becario.

Arrepentirme de haberme ido con la beca? para nada, ese año en el Reino Unido cambio mi vida para siempre. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: